Liberbank Oviedo-Rio Ourense Termal: a certificar la serie como local

09 de Mayo del 2019
Comparte

ACTUALIZACIÓN: Ourense ha vencido los dos primeros partidos de la eliminatoria, por lo que el jueves 16 de mayo intentará desde las 20.00 horas certificar la eliminatoria con el tercer triunfo en una eliminatoria donde el rendimiento del equipo ourensano ha sido majestuoso. Os dejamos con la previa del primer partido, donde podéis repasar las claves antes de la eliminatoria completa.


Estos jueves (20.00 horas) y sábado (17.00 horas), el Rio Ourense Termal disputará en tierras asturianas sus primeros partidos del Playoff de ascenso a ACB ante Liberbank Oviedo. Dos años después de la última presencia en la postemporada, el conjunto dirigido por Gonzalo García de Vitoria vuelve a la misma y lo hace en idéntica cancha a donde comenzó con victoria sus Playoff de ascenso en el curso 2017.  

Aquella vez, el Rio Ourense Termal venció a Oviedo en el primer partido, pero terminó cayendo por 3-1 tras perder su segundo partido como visitante y en los dos partidos en el Pazo, algo que intentará cambiar en esta postemporada. La nota, hágase lo que se haga, ya es de sobresaliente, pues el equipo ha terminado la liga regular con su segunda mejor clasificación en los últimos diecisiete años, sumando 20 victorias y terminando en la séptima posición liguera.

Veintidós triunfos sumó Liberbank Oviedo, cuarto clasificado en la tabla liguera y que, sin duda, partirá como favorito por plantilla, temporada y comenzar la serie como local, y el primer objetivo ourensano será sin duda sumar una victoria como visitante que permita prolongar la serie y asegurar, al menos, dos partidos en el Pazo. Eso ya lo ha logrado el equipo en sus últimas tres presencias en Playoff, tanto el curso del ascenso como en los Playoff posteriores ante Burgos y Oviedo, y en este Playoff de ascenso, el cuarto en cinco cursos para el equipo, el objetivo es todavía más ambicioso. Luchar contra viento y marea para lograr meterse en la anhelada Final Four.

Los bases, un problema en ambos equipos

En el parte médico, el protagonismo es total y absoluto para los bases de ambos equipos. Por el lado ourensano, “Pepo” Vidal será duda hasta última hora, pues está avanzando bien de su torcedura en el último partido ante Melilla pero no está clara su presencia. Por parte oviedista, la cosa está parecida. Fran Cárdenas es una baja de larga duración ya conocida, y de sus otros tres bases, Sergio Llorente tiene la fascia fastidiada, Roope Ahonen sufrió un esguince que le limitó en el último partido ante Prat y Alonso Meana está con problemas en un hombro. Es complicado saber quién y cómo estará, motivo por el que las direcciones de los barcos son una gran duda para el inicio de esta serie.

Oviedo, un transatlántico favorito a todo

Pese a las dudas por lesión, Oviedo es favorito. Ha igualado con Ourense 1-1 en sus enfrentamientos durante el curso, pero tiene una plantilla más larga, más experta y con más variantes. Fueron masacrados por las lesiones y se reforzaron mejorando lo que ya tenían. Se lesionó Cárdenas y llegó desde ACB los últimos cursos Sergio Llorente. Se lesionó Puerto y llegaron un jugador curtido en Summer League NBA como Spieth y se lesionó Nuutinen y llegó un jugador de gran rendimiento en Europa como Douvier. Han ampliado las opciones y los resultados así lo muestran. El equipo de Javi Rodríguez ha vencido en ocho se sus últimos once partidos y en los últimos cuatro meses ningún equipo con menos del 50% de victorias en liga ha conseguido vencerle.

La racha ourensana es peor. Bien es cierto que las derrotas han sido ante Melilla, Betis, Bilbao, Palencia y Palma, junto a Oviedo, posiblemente los mayores transatlánticos de la liga, pero el equipo llega con tres victorias en los últimos ocho partidos, algo que sin duda no minimizará las ganas de victoria. El equipo ha competido siempre y no ha dejado de estar en partido hasta los últimos minutos de ningún partido.

Pumarín, un fortín

Para los partidos en Pumarín, Liberbank Oviedo llegará tras seis meses donde el equipo ha sido el segundo mejor como local, sumando doce victorias y dos derrotas en este período y mostrándose como uno de los equipos más sólidos de toda la LEB Oro. Nuestro Ourense, con el canastón de “Pepo” Vidal sobre la bocina, y el ya ascendido Real Betis fueron los últimos en vencer, mientras rivales como Palma, Granada, Coruña o Huesca no eran capaces de lograr la sorpresa en este tiempo.

En liga, Oviedo ha promediado 76.4 puntos por partido, dos más que el Rio Ourense Termal, y lo ha hecho con un ritmo más lento (6º ritmo más bajo de la competición con 70.1 posesiones de media por partido) y jugando más situaciones para tiradores. Así las cosas, Oviedo es el tercer equipo que más triples intenta de media por choque (26.8) y, con diferencia, el que más anota (10.4). Suman un 38.7% de acierto desde la larga distancia intentando muchos lanzamientos y eso es clave en el baloncesto moderno. Además, si los equipos defienden su tiro exterior, en el interior destacan tanto Jakstas como Douvier y, sobre todo, Óliver Arteaga. Ambos destacan por su juego en poste bajo, por lo que las defensas deben elegir por donde colocar la manta: o defienden el tiro exterior o se centran en sus referencias interiores.

El triple y el movimiento de balón, claves en su ataque

Con todo ello, Oviedo logra que su ataque sea uno de los más efectivos de la competición (promedian 108.6 puntos cada 100 posesiones y en la fórmula de tiro efectivo –True Shooting- solo Betis es mejor), algo en lo que, sin duda, también influye, y mucho, su movimiento de balón. Anotan un 59% de las canastas tras asistencia, algo en lo que solo Bilbao lo ha superado levemente en toda la LEB Oro.

En defensa, han mejorado muchísimo desde el fichaje de Douvier en rebote, y además, son un equipo bastante intimidador dada la presencia de Van Zegeren y Arteaga. Si a ello añadimos que son un equipo muy centrado en defender el tiro exterior de los rivales nos encontramos que el conjunto ovetense es uno de los equipos referencia de la liga. Por partido, Oviedo permite solo 6 triples anotados a los equipos a los que se enfrenta, con un acierto del 28.1% desde más allá del 6.75, siendo el mejor equipo de la LEB Oro en las últimas temporadas en este aspecto. Con esto como clave, Oviedo ha logrado tras Bilbao el segundo registro defensivo más efectivo de toda la LEB: permiten 100.3 puntos cada 100 posesiones, apenas 70.9 puntos de media por partido.

Arteaga y Ahonen, las referencias 

En el nivel individual, el veteranísimo pívot Óliver Arteaga actúa como referencia principal en el juego en poste bajo y baluarte del juego ofensivo ovetense. Suma casi 13 puntos y más de 7 rebotes por partido con un impresionante 64% en tiros de dos y 74% en tiros libres. Frenarle es imposible, por lo que será labor de Watson y Rozitis el minimizar su aportación. Tras él, nuestro ex jugador Roope Ahonen es otra de las referencias. Más base que escolta este curso, está ya plenamente adaptado a la liga y ha mostrado todas las características que ya pudimos ver de él en Ourense. Destaca desde el triple (¡ha promediado 2.8 triples por choque con el 50% de acierto!) y ha sumado casi 12 puntos y 4 asistencias de media por choque. Es clave.

Su relevo en el puesto de base lo ocupa, tras la lesión de Fran Cárdenas, mayormente Sergio Llorente (ahora lesionado en la fascia y duda para esta eliminatoria). Tras dos cursos en ACB, el base de Oviedo ha dado un paso atrás para ser importante, y cuando ha estado sano ha sumado y mucho para su equipo. Ha promediado casi 23 minutos por choque (coincidiendo minutos con Ahonen en pista) y sumado casi 9 puntos y más de 4 asistencias por partido con sus mejores porcentajes de siempre. El escolta tirador Davis Geks aporta tiro exterior (2.4 triples con el 41% de acierto) y el ala-pívot Rolandas Jakstas intendencia, anotación en el poste bajo y la media distancia, y rebote. Ha sumado casi 10 puntos y más de 5 rebotes por choque y ya está renovado para el próximo curso. Con solo 11 partidos y poco más de 20 minutos de media se ha unido a este grupo de jugadores referencia el cuatro/tres Bryce Douvier, que ha sumado fortaleza, potencia y rebote promediando casi 11 puntos y 6 rebotes de media por choque en este final de temporada.

Tras ellos, completan el equipo un pívot físico, muy intimidador y gran reboteador (con un debe en el tiro libre) como Joey Van Zegeren, un joven ala-pívot de clase y destacado tiro exterior como Ignacio Rosa, el estadounidense Steven Spieth (alero de clase y destacado en Universidad) y el capitán Víctor Pérez, que aporta veteranía y tiro al equipo de Javi Rodríguez. Durante el curso, también han contado con minutos el prometedor base ovetense Alonso Meana (que ha promediado 11’ por choque y si está recuperado seguro participará en esta serie) y el escolta gallego tirador Antón Bouzán (que promedia 12’). Ambos han estado durante todo el año en rotación y entrando regularmente en el equipo.

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de Cookies.
Aceptar