El Rio Ourense Termal cae ante Granada con emoción hasta el último suspiro

19 de Enero del 2019
Comparte

Este sábado, el Rio Ourense Termal cayó en el Pazo Paco Paz por 80-83 ante un Coviran Granada que fue mejor durante gran parte del partido. Manu Rodríguez y Guille Rubio intercambiaron liderazgo y llevaron al equipo nazarí a lograr rentas de hasta quince puntos en el último cuarto. Pese a ello, la raza y el coraje ourensanos, unido al apoyo del público, hicieron que Ourense llegase a situarse a tres con posesión para igualar el encuentro. La jugada de pizarra salió perfecta, pero Zamora no acertó desde el triple y el partido terminó marchándose para tierras visitantes.

Granada, mejor desde el inicio

En los primeros minutos, Coviran Granada dejó claro por donde quería llevar el transcurso del juego. Cercando a Vidal, Rozitis y Zamora e impidiendo las transiciones rápidas del Rio Ourense Termal. Con Bortolussi y Manu Rodríguez especialmente acertados desde el exterior, la diferencia no tardó en verse reflejada en el marcador (0-11). Casi cinco minutos tardó Ourense en ver como Zamora anotaba desde el triple para que los puntos inaugurasen el marcador del Pazo. Poco a poco, el equipo de Gonzalo García de Vitoria comenzó a jugar algo más fluído en ataque y los puntos comenzaron a caer en el electrónico, pero Granada movía el balón y con Manu Rodríguez en estado de gracia el intercambio de canastas era lo que mandaba en el partido. Tan solo la aparición final de Watson y Zamora permitía recortar, minimizando el daño hasta los cinco puntos de diferencia casi al fin del primer cuarto (15-20).

Con ‘Pepo’ Vidal en el banquillo por faltas, Masters comenzó a dar velocidad al juego y consiguió anotar, reduciendo la diferencia hasta que, de nuevo, Manu Rodríguez, y por primera vez en el partido, Guille Rubio, sumaban para los visitantes. Un triple de Pardina elevó por primera vez la diferencia hasta los doce puntos (20-32), y en esas, Zamora cogió el timón y comenzó a revivir a Ourense desde el triple. Dos triples en un corto espacio de tiempo minimizaban la diferencia, si bien desde el tiro libre, Rubio castigaba una y otra vez e impedía que el partido se igualase (29-41). Con Watson y Masters enchufados, Ourense recortó a cinco, pero dos acciones negativas en defensa llevaban a llegar al descanso diez puntos arriba para los visitantes (36-46).

Con garra, Ourense rema pero muere en la orilla

Un triple de Manu Rodríguez inauguró el tercer cuarto como había hecho con el inicio de partido, y los primeros minutos tras el descanso evidenciaron en Ourense lo mismo que en los primeros minutos de choque: falta de claridad ofensiva traducida en pocos puntos y aumento de ventaja para Coviran Granada. Poco a poco, fueron entrando Vidal y Rozitis en partido, y eso se transformó en una mínima reacción ourensana (46-53), al menos, hasta que en el tira y afloja llegó el turno nuevamente de estirar de Guille Rubio y Manu Rodríguez, llegando a vencer por trece poco antes del final del último cuarto (51-64).

Tras una canasta con adicional de Wright, esta distancia se elevó a los quince tantos en el último período, pareciendo sentenciado el partido con menos de siete minutos por jugarse (55-70). Pero este Ourense es mucho Ourense, y un mate de Watson levantó a sus compañeros, que vieron como el público se unía a la creencia tras un triple de Javon Masters poco tiempo después. Ourense apretaba atrás y con Rozitis y Watson haciendo daño se acercaba poco a poco adelante. Rubio y Cobos sumaban desde el tiro libre, y un triple de Zamora (sumó seis en el partido) fue lo que finalmente hizo creer al Pazo con poco más de tres minutos por jugarse (69-75). En esos últimos minutos, Rozitis y Olmos intercambiaron tiros libres, hasta que un triple lejanísimo de Josep Pérez pareció finalmente sentenciar el partido con menos de dos minutos por jugarse (73-81). Pero Ourense creyó, defendió, vio como Zamora anotaba el enésimo triple incluso con fortuna a tabla y robó un balón, permitiendo al ‘Pepo’ Vidal sumar dos puntos regalados y colocar a Ourense a uno (80-81). En esas, Cobos sumó dos tiros libres, y Ourense atacó la última posesión tras tiempo muerto con trece segundos en el reloj. Recibió Vidal, encontró a Zamora, y tras una finta majestuosa, lanzó liberado, pero el triple no entró. Con un segundo en el reloj, volvió a recibir el venezolano, pero el balón se le fue de las manos y el partido terminó en el Pazo.

Al final, 80-83 y el Rio Ourense Termal que apenas tendrá descanso. El miércoles jugará en Madrid ante el Real Canoe y el domingo próximo, nuevo regreso al Pazo Paco Paz, esta vez, desde las 19.00 horas ante el FC Barcelona Lassa.


Ficha técnica:

  • Rio Ourense Termal (80): Vidal (6), Ott (8), Zamora (20), Van Wijk (-), Rozitis (14) –cinco inicial- Masters (12), Pluta (-), Stefanuto (5), Muratovic (-) y Watson (15).
  • Coviran Granada (83): Cobos (5), Manu Rodríguez (21), Alo Marín (1), Bortolussi (5), Olmos (7) –cinco inicial- Josep Pérez (5), Pardina (5), Iriarte (2), Rubio (23) y Wright (9).
  • Parciales: 15-22, 21-24, 17-18, 27-19.
  • Árbitros: Uruñuela, Franquesa y Gómez. Eliminaron por faltas personales a Muratovic (Ourense).
  • Incidencias: partido correspondiente a la 18ª jornada de LEB Oro y disputado en el Pazo Paco Paz ante aproximadamente 3.000 espectadores.
  • El mejor: Jhornan Zamora (Ourense).

Puedes escuchar las declaraciones de Gonzalo Gª de Vitoria en el siguiente enlace: 

 

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de Cookies.
Aceptar